Reseñas
5

Estaríamos frente al mejor God of War de la saga

24 abril, 2018
7 Comments
25 minutes read

El 2013 fue la última vez que le puse las manos encima a la franquicia de God of War, esto junto a lo que fue el lanzamiento de God of War: Ascension –dale una mirada al review por acá-. Esa fue la ocasión para darme cuenta que la fórmula estaba agotada y que posteriormente tendríamos que ver un proyecto que diera una vuelta de tuerca a lo que veníamos viendo desde el 2005, que es cuando la franquicia hizo estreno en PlayStation 2.

Si es por definir de una forma clara lo que ofrece esta nueva entrega, está en ese item que les acabo de comentar. God of War marca un antes y un después a todo lo que hemos vivido junto a Kratos, una entrega que maduró y que aprovecha de venir a buscar otro tipo de público además del que ya mantiene desde hace 13 años. Un juego que busca reimaginar la serie bajo el concepto de “reboot” sin necesariamente serlo, esto con la idea de mostrar frescura y renovación frente a lo que se vive hoy en la industria. Todo esto además de venir a acercarnos a una nueva mitología.

  • Desarrollador: Santa Monica Studios
  • Fecha: 20 de abril del 2018
  • Publisher: Sony Computer Entertainment America
  • Plataformas: PlayStation 4
  • ESRB: M- Mature +17

Los años no pasan en vano

Tal y como venimos viendo desde que se anunció y mostró el título por primera vez, aquí estamos ante una premisa que nos da a conocer un Kratos más acabado. Los años no pasan en vano es lo que dicen, y eso es lo que aquí queda en evidencia.

Una de las características que mayor relevancia toman a la hora de adentrarnos a esta nueva historia, es el ver a un Kratos viviendo una vida completamente ajena a la que teníamos en mente, una que se tornó más tranquila junto a una familia y en un lugar completamente alejado del olimpo. Pero los fantasmas de nuestro protagonista siguen persiguiendo su vida hasta Midgard, lo que da paso a una nueva tragedia dentro de su vida junto al fallecimiento de su 2da esposa, Faye, lo que por consecuencia nos invita a vivir la nueva aventura que tendremos en esta nueva entrega… la que por cierto Kratos no vivirá solo, sino que también junto a su hijo, Atreus.

Es de esta forma que Kratos y Atreus se ven enfrentados a situaciones que en mayor parte se basan en el sentimentalismo, el que parecía ser nulo dentro de la mente del reconocido personaje, sentimientos que solo un hijo podría llegar a sacar desde el alma más oscura existente y que en muchas ocasiones nuestro guerrero trata de reprimir. Estas son las que nos hacen tener en mente el que llevamos una carga constante durante toda la aventura, la que con el tiempo se va puliendo por las enseñanzas que podría entregar un padre a su hijo y que por cierto alimentan un argumento muy interesante, de mucha inmersión, lleno de situaciones que nos dejarán con el alma en un hilo y que de seguro lo harán destacar en las premiaciones a futuro.

Todo esto luego que los chicos de Santa Monica Studios decidieran dejar absolutamente de lado la mitología griega, para adentrarnos de lleno a lo que viviremos con la nórdica, donde aparte de conocer bellos parajes… también nos adentraremos a las historias de diferentes personajes, entre los que tenemos dioses, bestias, cuentos y lugares que están ubicados en este universo nórdico.

No está demás comentar que, el gran responsable que todo esto se diera de esta manera fue Cory Barlog, si uno de los directores más destacados que tuvo la franquicia a lo largo de su historia… quien llegó para poder imponer una dirección aterrizada, enfocada en la industria actual y que logró mantener los cimientos de lo que hizo grande a God of War con los años. Esto último es algo MUY importante a considerar, porque personalmente tenía muchísimo miedo a lo que podría llegar a enfrentarme con esta entrega… ya que se me pasó por la mente la posibilidad de encontrarme con un título que había perdido la esencia, pero no fue así, por lo menos no del todo.

Muy bien en PlayStation 4 plebe

Durante todo este tiempo (y desde Sony sobre todo) han hecho un montón de marketing mostrando el juego mayormente para la plataforma de PlayStation 4 Pro, claro… los “4K” para muchos son la novedad y es evidente que en esta versión de la actual consola de PlayStation se ve simplemente la raja ¡Pero hey! Personalmente tengo la versión original de esta consola y déjenme decirles que va MUY bien.

Tal y como ha pasado con varios títulos de la industria y sobre todo con los exclusivos que mantiene PlayStation 4, aquí se saca muy buen provecho del hardware de la actual plataforma. Sin importar si tienes PlayStation 4 o Pro, el juego se ve a toda raja igual… claro, en mi caso pierdo la posibilidad de elegir modos visuales, obtener una mayor tasa de frames y el jugar en 4K, pero la verdad es que no puedo estar más ni ahí. God of War presenta un trabajo técnico simplemente increíble, detalles visuales que te distraen (para bien) en un montón de oportunidades, buenas texturas, modelados muy bien trabajados, parajes que son verdaderas obras de arte, considerable interacción con los escenarios y que sacan a relucir las posibilidades técnicas de la plataforma junto a toda la fantasía que se puede vivir en una historia como esta.

Si, si… el juego corre a 30fps mayormente estables, en muchas oportunidades me he encontrado con bajones evidentes, pero que a la larga no molestan mucho y se entienden el por qué se dan. No olvidemos que el hw de PS4 ya es obsoleto y las compañías desarrolladoras están haciendo magia para entregar resultados como los que vemos en esta ocasión. Esto sumado a la maravillosa dirección de arte que mantiene junto a la esencia de la franquicia, que a pesar de haberse ido a otra región… de igual manera lograron mantener la familiaridad.

Por cierto, apareció un nuevo parche para el juego… el que mejora considerablemente el desempeño del mismo, así que mucho mejor aún.

10/10

La presentación en general anda 10 de 10, un juego que nos da la opción de jugarlo en diferentes idiomas… ya sea para los subtítulos de este, como también para las voces. De forma personal me fui con el juego en español, y a pesar que no me pareció el mejor doblaje que he escuchado en un videojuego, igual decidí quedarme ahí por mi déficit atencional. Es que son muchos los diálogos que tiene el juego durante la avenutra, muchas veces el mismo Atreus es quien da la cacha con comentarios incluso dentro de las peleas… por lo que no quise quedarme sin tener contexto de todo lo que pasa y así no perderme ningún diálogo. De todas maneras hay para todos los gustos y seguramente los más puristas se querrán ir con la voz de Christopher Judge, quien interpreta al fantasma de Esparta en esta nueva entrega… un trabajo excepcional por cierto.

Bear McCreary es la mente detrás de la música en este lanzamiento, un compositor que no ha tenido una gran trayectoria en la industria de los videojuegos, de hecho, parece ser que God of War es el juego más potente en el que ha estado involucrado en su carrera. Un tremendo logro sin duda alguna y que le darán muchos réditos a su curriculum.

Así es como McCreary nos trajo una OST que no olvida las raíces de lo que hizo grande a God of War. Un sonido involucrado con el personaje principal, que nos rememora las grandes batallas que ha tenido Kratos durante toda su existencia… además de acompañar cada uno de los lugares, personajes y enemigos que nos vamos encontrando a lo largo de esta odisea.

Tal y como les he comentado en varias ocasiones, el sonido o la música terminan siendo el broche de oro para cualquier videojuego. Es el acompañamiento que necesita solidificar el gran trabajo que se ha hecho en los demás aspectos, es eso que acompaña un buen diálogo, una buena pelea… o simplemente la pantalla de título del juego. Una cohesión perfecta para cada situación y que además juega muy bien con la dinámica que se vive en pantalla, algo que se nota muchísimo en los momentos incidentales que tenemos.

Me asusta pero me gusta

Ya se los comenté más atrás, personalmente tenía mucho miedo de lo que podría encontrar en este nuevo juego. Sin ser un amante de la franquicia de igual manera la considero dentro de las “top tier” en la actualidad. El trabajo de Santa Monica Studios ha sido siempre ha destacar, sobre todo en los títulos de primera línea… algo que se nota sobre todo en el aspecto técnico.

El hack’n slash es el género en el que la franquicia siempre destacó, de hecho… logró inspirar a otros grandes a seguir mejorando con el tiempo. Por esto mismo es que un cambio como el que vemos en esta nueva entrega se ve como un tremendo riesgo por parte de los desarrolladores, quienes sin necesariamente interferir en la base de lo que conocemos de la serie, nos logran entregar un producto que se siente fresco y acorde a los tiempos que corren en la industria de los videojuegos.

De partida y para que tengan en claro todo el asunto desde un comienzo, God of War dejó de ser un hack’n slash. El juego ahora va dirigido al género de acción/aventuras, algo como lo que encontramos en títulos como Horizon Zero Dawn o The Legend Zelda, todo esto con atisbos de juegos RPG… que son muy básicos y que se resuelven con un título que logra dirigirse a todo tipo de público… mayor de edad claro está.

Una de las variaciones más evidentes que tenemos en God of War, es el cambio de cámara “superior fija” a una detrás del hombro de Kratos. Esta variante ya marca de inmediato el cambio de género, ya que contamos con una vista mucho más limitada que en juegos anteriores… la que nos invita a tener un sistema de combate más personalizado frente a los diferentes enemigos que nos encontramos y que además es muchísimo más táctico. Este combate lo vivimos junto al hacha de Leviatán, si… la misma de la mitología nórdica y con la que supuestamente se logró derrotar al mismísimo Thor… y que tiene la habilidad de congelar y volver a la mano de quien la guía.

Esta arma es la que llevaremos desde un comienzo, una que la misma Faye le dejó a Kratos luego de su muerte. Con ella no solo tendremos que liberar las diferentes batallas que tendremos, sino que también utilizarla para resolver puzles o situaciones que nos ayudarán a avanzar por la aventura. Pero ojo… que no será la única arma e_e

No más masheo de botones

De esta manera nos adentraremos a un combate que difiere de lo visto en entregas anteriores, sin TANTOS enemigos en pantalla y que nos convoca a ser más cuidadosos con los movimientos que realizamos sin “mashear botones” como antes. En esta ocasión ya no tendremos los botones de toda la vida, ya que para los ataques principales (debil y fuerte) por defecto tendremos que hacer uso de los botones R1 y R2. Lo que deja en evidencia (aunque se vea cliché a estas alturas) la influencia que tuvieron desde títulos como la saga Souls, de hecho, hay muchas batallas que se libran de esta manera y donde solo tendremos que tener sapiencia y paciencia para sobrepasarlas.

Las batallas las tendremos con enemigos de todo tipo, pequeños y ENORMES, pero lo que importa es el nivel en que estos están… ya que hay momentos en que nos encontraremos con tipos que están a un nivel superior al nuestro y nos harán pedazos con tan solo un par de golpes. Por esto mismo es que hay que estar pendiente de lo que comento más abajo.

Recuerdo que por más “masheo” que hubiese en entregas previas, en algún punto de la aventura se tornaba necesario el ser más técnico a la hora de enfrentarse a los contrincantes. Aquí es así siempre, porque al no tener visión de lo que ocurre detrás tuyo y al aparecer más enemigos que querrán enviarnos al infierno gélido… tendremos que estar muy atentos a todo nuestro alrededor. Aquí es donde juega un papel importante la inclusión de Atreus, que no es solo para tener una carga entre medio, sino que también será un elemento importante dentro de las batallas… porque será el soporte necesario para no estar tan desprotegido a nuestras espaldas.

Ambos personajes terminan haciendo un tremendo equipo, cada uno teniendo lo suyo y si usan bien cada una de las habilidades que poseen, podrán superar el juego sin problemas.

Árboles de habilidad, equipo, mejoras y backtracking

Es cierto que en toda la franquicia ha habido una adición a la mejora de armas en nuestro personaje, pero jamás a un nivel tan amplio como lo vemos ahora. Claro, amplio para lo ya conocido… porque tampoco estamos hablando de rasgos de RPG duro.

God of War no es solo avanzar y matar enemigos que se nos interpongan por el frente, también tendremos un espacio para ir personalizando a nuestros personajes (Kratos y Atreus). Todo esto por medio de las diferentes características que tendremos a nuestra disposición, como lo son el árbol de habilidades de cada uno de los personajes y armas, como también la inclusión de equipo para cada uno de ellos. Esto obviamente tomando en consideración la inclusión de estadísticas, las que irán demostrando las mejoras que tendremos para ir avanzando y subiendo de nivel.

Si, en esta ocasión tendremos estadísticas típicas de un juego RPG, como fuerza, defensa, salud, suerte, entre otras que están disponibles. Así es como a medida vamos avanzando nos encontraremos con los enanos Sindri y Brok, unos hermanos que en algún punto de sus vidas decidieron separarse para así trabajar de forma independiente. Ellos además fueron los que crearon el hacha de Leviatán, y serán quienes nos irán dando las mejoras con el tiempo, además de vender y “craftear” equipo con diferentes particularidades… ya sean comunes, raros, legendarios, etc. Así mismo es que nos podrán entregar otro tipo de items, los que ayudarán mejoran nuestras habilidades… como también la opción de adherir “slots” al equipo y así mejorarlos con runas que aumentan ciertos “stats”.

Este punto y para ser algo bien básico dentro de lo que hemos visto en varios título hasta la fecha, es un tremendo aporte al juego. Se los comento porque todo lo que los desarrolladores estuvieron comentando durante meses terminó por ser verdad, ningún jugador terminará con un Kratos igual a otro, todos tendremos diferentes habilidades y estadísticas, lo que genera el que cada uno tenga experiencias distintas con la jugabilidad que ofrezca el juego.

Todo esto que les comento se ve reflejado en cómo es que hacemos frente a los diferentes enemigos a lo largo de esta historia, porque nos adentraremos a un universo que se siente como un mundo abierto… pero que finalmente no lo es. Es como un punto exacto de lo que muchos queremos ver hoy por hoy, una aventura que no parece lineal… pero que termina siéndolo sin que nos demos cuenta. Esto es por los grandes agregados que nos vamos encontrando, como “sidequest”, además de un montón de elementos que vamos viendo en los diferentes lugares del mundo. El juego guarda muchísimos secretos, por lo que ustedes deben estar pendientes al 100% para encontrarlos y no perder la oportunidad de obtener algún item, dinero o una simple mejora. Porque aquí también iremos mejorando nuestra salud al encontrarnos con las manzanas de Idunn.

A medida que vamos avanzando hay un montón de detalles que tendremos que obviar, como puertas o cofres, los que claramente se tienen que dejar para más adelante. Aquí es donde aparece otro de los elementos que logra hacer que nuestra hazaña no se sienta lineal, el “backtracking”. Así es como después de horas avanzando hacia los diferentes reinos que visitaremos, tendremos la opción de volver a buscar aquellos detalles que se nos quedaron en el camino y tratar de sacar un mayor porcentaje de coleccionables; aparte que hay que considerar el gran esfuerzo por querer incluir un montón de secretos a base de puzles físicos (sin tanta dificultad por cierto). Bien ahí.

¿El mejor de la serie?

Como siempre lo he dicho, la idea de ir sacando nuevos proyectos en base a una misma franquicia es la de ir mejorando con el tiempo. Si a mi me preguntan ¿Es God of War el mejor juego de la serie? Personalmente respondería con toda honestidad que si. Un juego que se pegó un salto ENORME, con una madurez que muy pocos juegos logran obtener con el tiempo y que mas encima mantiene la esencia que lo hizo grande desde PlayStation 2. En definitiva un juegazo.

Creo que el juego mantiene precios de entre $38.000 hasta los $45.000clp.-, pero a diferencia de varios otros lanzamientos que hemos tenido el presente año… si tienes PlayStation 4 es una obligación en tu galería de juegos. No hay excusa para no tenerlo o dejarlo para después.

No me sorprendería verlo a fin de año como mejor juego del año en The Game Awards, va fijo.

gR.-

Promoviendo el mundo de los videojuegos, desde que tomé el control de Billy Lee :)

7755 posts
0 comments