Reseñas
2

Reseña Cuphead

29 septiembre, 2017
7 Comments
12 minutes read

Desde el 2014 que estuvimos atentos al lanzamiento de este título independiente y que llegó por parte de Studio MDHR. Es que fue toda una revelación para los medios y sobre todo los jugadores al rededor del mundo. Un juego que llamó la atención no por su género, ni influencias en las que está basado principalmente… sino más bien por la apuesta artística que el estudio trajo.

Así es como hoy se estrena una de las grandes apuestas independientes de este año (qué año por la cresta), Cuphead Este juego que mezcla varios géneros, pero que tiene como principal enfoque el reconocido run’n gun.

  • Desarrollador: Studio MDHR
  • Fecha: 29 de septiembre 2017
  • Publisher: Studio MDHR
  • Plataformas: Xbox One y PC (revisado)
  • ESRB: E – Para todos

El mejor arte en años

No se trata de endiosar algo por que si, el juego es simplemente maravilloso. Ya lo comenté, no se trata del género en el que está basado… sino su dirección de arte la que encanta a cualquiera que le de una oportunidad. Esto tiene una respuesta muy clara y es que jamás se había hecho algo bajo este prisma en el mundo de los videojuegos.

El estudio de desarrollo basó todo el arte del juego en uno que se conoce hace casi 90 años en el mundo, desde que un joven Walt Disney creo a Mickey y se estableció este estilo de dibujo que vemos en Cuphead. Un estilo que muchos añoran, ya que incluía un nivel de trabajo realmente impresionante, con cuadros de animación que parecieran ser una gran novedad… pero la verdad es que no es así. La gran novedad es que un videojuego los incluya tal y como hicieron junto a este proyecto.

Muchos colores, el buen uso de la aberración cromática, filtro de película antigua… y una animación traída desde los años 30, es el resultado de lo que vemos en esta oportunidad junto a los protagonistas de esta historia, Cuphead y Mughead. Personajes que fueron bautizados en Colemono como el caeza e’taza y el caeza ‘e tazón. Un resultado que me gustaría comparar con el trabajo a nivel artístico (no me refiero al arte, sino a su nivel de trabajo visual… la tremenda pega que se mandaron) que vimos en la franquicia de Metal Slug.

Loco, 51 cuadros de animación pa’ mover una miserable pata. ¡ESA ES PEGA COMPADRE! 😲

Vacilando con los cumpas

Así mismo es que su presentación engloba muy bien todo lo que el juego quiere ofrecer, desde los menús, una historia muy simpática y que nos deja una moraleja bien importante en la vida, que es la de no hacer negocios o tratos con quienes no son de buena confianza… no por nada el subtítulo que acompaña al nombre del juego: “don’t deal with the devil”. Todo esto acompañado de uno de los aspectos que más valoro después del arte, su música.

Es que Cuphead presenta una música ambientada en la época de su animación. Todos esos ritmos que fueron furor en los años 30 en adelante, aquí fueron puestos en escena cumpliendo enormemente con su cometido. Algunos temas con toques de charlestón, mambo, samba y swing, es parte de los géneros musicales que encontraremos en su maravilloso soundtrack. Uno que cumple completamente con acompañar nuestra aventura y dar un toque bien particular a lo que vemos en pantalla.

Aquí les aprovecho de dejar uno de los temas que disfrutaremos en el juego, Floral Fury. Completamente vacilable y estoy seguro que si lo llegas a poner en una fiesta con viejos, igual se la bailan.

Influencias básicas y de bajo perfil

Si, es cierto que el juego no es fácil… pero créanme que no es lo difícil que muchos medios han expuesto en sus reseñas o previews. Sin querer ser cliché (lo seré igual 😜), Cuphead es pura prueba y error… todas las muertes que tendrás a lo largo de la aventura son culpa exclusivamente del jugador.

Así es como se nos presenta un título que engloba su jugabilidad en variados géneros. Ya lo comenté más arriba, el de run’n gun es el principal y que sostiene el juego a lo largo de su historia. Es que también tiene muchos toques de plataformas y shoot’em up. Esto junto a diferentes mundos que ofrecen variados niveles con cada uno de estos aspectos, donde nos encontraremos con etapas llenas de enemigos al más puro estilo de juegos como Contra o Metal Slug -si, soy básico para la referencia, pero es que en su core es lo primero que se viene a la mente-, para después encontrarnos con niveles en donde solo tendremos que enfrentarnos a jefes… ya sea en modo run’n gun o shoot’em up.

Seguramente los más adentrados al género encontrarán influencias menos reconocidas a nivel mainstream, como Gunstar Heroes, Thunderforce o yendo un poco más allá, junto a títulos como Alien Soldier ¡Grande tesorito! De este último rescatando elementos esenciales dentro del diseño de la jugabilidad, los que evidentemente lo hacen diferenciarse de las referencias más básicas. En todo caso Chad Moldenhauer y Jared Moldenhauer, diseñadores detrás de este juego, han dejado en claro en varias ocasiones sus influencias en torno a Cuphead. Es que el juego incluye varios items a considerar dentro de su jugabilidad, donde el “parry” es uno de ellos y el cual según sus propios creadores dicen que fue inspirado de Street Fighter III.

Ya dentro de lo que refiere el gameplay como tal, este se engloba en todo lo que podremos vivir en pantalla. Si, el juego cuenta con buenos controles, salto, disparo, dash y botón para apuntar. Un control que se basa absolutamente en los juegos de la vieja escuela, ya que se hace muchísimo más cómodo de disfrutar con el pad que con el stick, esto gracias a que solo tenemos 8 dirección para disparar… algo que evidentemente le da un punto extra a la dificultad (personalmente me fue muy natural, ya que acostumbro a jugar este tipo de juegos).

Los niveles que recorreremos en medio de la aventura se encuentran distribuidos en un overworld. Estos son de una duración aceptable para el género y cuentan con un muy buen diseño -aprovecho de citar el pastelazo de ayer en el Monoterapia-. Así mismo los enemigos que aparecen en ellos se presentan de variadas formas y con patrones que son muy simples de seguir (cito la interesante característica de parrear a ciertos enemigos, mejorando la dinámica de juego en los diferentes niveles), aunque varios de ellos van cambiando en el momento y eso puede aumentar la dificultad para un jugador casual. De esto último quería referirme, ya que los jefes que nos encontramos en el camino -son un montón- son los que más mantienen esa dinámica de los cambios de patrones que les comento. Ya que no basta con aprenderse el orden en que estos se dan y todo dependerá de RNG que te toque.

Aquí jugando con Kris de 2 jugadores. Hermoso, precioso… perfecto.

Pero eso no es todo, ya que no solo tendremos que dedicarnos a pasar los niveles disparando nada más. Aparte tendremos que hacer buen uso de nuestras habilidades de plataformeros con el dash, como también utilizar el superpoder con el que cuentan Cuphead y Mughead. De esta manera es que en medio del overworld nos encontraremos con el típico NPC que nos ofrecerá mejoras para nuestro equipo, comprar vidas, otra habilidad, más energía… entre otros. Como también “perks” que mejorarán nuestras habilidades o también harán el juego más fácil. Esto último me pareció muy correcto, porque sabemos que si bien a nosotros nos gustan los juegos un poco más difíciles, la idea es que el juego agrade a la mayor cantidad de jugadores.

∞ / 10

Les voy a ser honesto. Hace harto tiempo que un juego no me sorprendía tanto con una premisa tan básica, loco… al final de cuentas estamos hablando de un run ‘n gun, lo mismo que ofrecieron un montón de juegos hace más de 20 años. Un género que hoy vuelve a brillar gracias a la genialidad de un equipo independiente que entregó su vida en un proyecto que está simplemente increíble. Uno que llega con una dirección de arte JAMÁS antes vista en un videojuego de este calibre y que ahora tenemos la suerte de disfrutar.

Chiquillos lindos, háganse un favor Y COMPRENLO. El juego no vale más de 10 lucas y ofrece un contenido que podría ser valorado de muchísima mejor forma. Una de las grandes joyas de este maravilloso y gratificante año 2017.

gR.-

Promoviendo el mundo de los videojuegos, desde que tomé el control de Billy Lee :)

7147 posts
0 comments
  • jvivallos

    Está basado más en el estilo Talkartoon. Más Betty Boop menos Mickey Mouse.

    Y este juego es bastante más lento que un contra o un gunstar heroes. Las etapas llamadas “run n gun” son más plataformeras que otra cosa, incluso atrapas monedas estilo new súper Mario bros. En términos de velocidad igualarlo al Alien Soldier me parece una crueldad. A mí me recuerda más al Megaman y Bass jugando con bass.

    Para mí donde se luce este juego es con los jefes. Tienen patrones pero los suficientes para mantener la dificultad pareja, son diferentes, coloridos. Y por si fuera poco te dice cuánto te falto para matarlo cuando mueres. No he terminado el juego todavía pero espero que al final haya un modo boss rush. Donde puedes vencer a todos los jefes uno tras otros sin el hermoso pero innecesario overworld.

    • Nadie igualó nada, en todo momento me refiero a influencias. Por cierto, Super Mario World es una de las otras que me faltó incluir, que los mismos devs comentaron.

      Respecto a la animación, totalmente de acuerdo. Saludos.

  • X2 (el wn de los cubos)

    Se ve maravilloso, tiene cooperativo cierto? Si es asi es una compra segura

    • Si pues, amigo. Te invito a revisar el monoterapia… está en esta misma reseña 🙂

  • asdf_REAL

    me lo compre y esta la raja el juego!, me da penita terminarlo

  • Adhamantium

    Es simplemente maravilloso. Un juego hecho con tanto amor donde se nota el cariño cuadro por cuadro, y a través de esto, te das cuenta qué el juego debió costar mínimo 20 lucas (está demasiado barato).

    Por favor, no lo piratee no sean rata por esta vez y cómprelo original, pague por los 4 años de trabajo que costó realizar este proyecto.

    P.D.: Increíble la BSO, casi 3 horas de absoluta perfección.

  • Pingback: Sí, tendremos de vuelta a Cuphead - Colemono()