Reseña Ghost Recon: Wildlands
Reseñas
1

Reseña Ghost Recon: Wildlands

3 abril, 2017
1 Comments
15 minutes read

Desde Ubisoft hace rato que están dándole duro al ámbito del mundo abierto, gran parte de sus juegos en la actualidad cuentan con esta característica… la que de cierta forma se ha convertido en un género y el más replicado en los últimos años por un buen porcentaje de la industria.

La serie de Ghost Recon no podía quedar afuera y apoyados de la potente marca de Tom Clancy’s es que este año se lanzaron con el proyecto de Ghost Recon: Wildlands. Un juego de acción en 3ra persona que mantiene la esencia de lo que hemos conocido de la serie, pero que ha tenido el tratamiento de un videojuego de mundo abierto para el disfrute de los jugadores. Uno que puede generar división entre los jugadores amantes del single player o su opción de multijugador.

  • Desarrollador: Ubisoft Paris
  • Fecha: 7 de marzo 2017
  • Publisher: Ubisoft
  • Plataformas: Playstation 4, Xbox One y PC (revisada)
  • ESRB: M – Mature +18

No sé si ustedes supieron de la polémica que creó este título desde antes de su lanzamiento. Es que la compañía tuvo la genial idea de llevar la historia de Wildlands a Bolivia, en donde se aloja un cartel de drogras mexicano. Un grupo de narcos que logró concretar lo que se conoce como un “estado narco”, ya que en el país se le dejó funcionar sin problemas, teniendo control de medios, políticos y más. Esto por supuesto fue lo que llevó a que hace unas semanas viéramos esa noticia relacionada a la polémica entre países (Bolivia y Francia), lo que hasta la fecha no se ha visto reflejado en alguna afectación al juego… así que no sabemos en qué terminará.

En fin, aquí es cuando tomamos el control de uno de los militantes del equipo norteamericano (para variar los gringos son los héroes) de nombre Ghost, con quienes tendremos que buscar la forma de desmantelar a este cartel y su líder, Sueño. Para esto es que se nos pone en una localidad de este país y comenzamos nuestra misión.

Lo que se esperaba a esta altura

A pesar de lo que muchos piensen, Ubisoft ya tiene su buen bagaje en esto de los juegos de mundo abierto. Sin ir más lejos, creo que es una de las compañías que más ha explotado esta característica últimamente en sus diferentes franquicias, por lo que uno ya está en derecho de exigirle mucho más que a otras compañías en la industria. Es por esto que lo que vivimos en Wildlands es algo que se esperaba a estas alturas, un mundo abierto que si bien es basto y con harto contenido, también tiene sus cosas cuestionables… pero que a la larga dejan en claro que el equipo trabajó para ofrecer una experiencia lo más cercana a la meta que tenían en mente.

Misiones bajo la lluvia, una constante en muchas ocasiones y que nos ayudarán a obtener mejor sigilo frente a los enemigos.

Personalmente estoy disfrutando de este juego en PC, lo lamentable es que tengo una tarjeta gráfica de AMD; una que no es de gama baja ni nada por el estilo, pero que de igual forma me ofrece un desempeño inferior a lo que tenía en mente. Esto se debe a que el juego está optimizado para Nvidia y se nota. Aún así he logrado “setear” bien todas las opciones y me he permitido disfrutar del juego a una calidad superior a lo que mucho lo han hecho en consolas, en donde me he dejado llevar por lo basto del terreno, una flora muy llamativa… lo que hace que el título de cierta forma se sienta vivo. Aquí es donde la dirección de arte tiene mucho que decir, ya que a pesar de ser un juego que se va por el “realismo”, igual logra ofrecer un impacto a nuestra visión más “artística”… y los parajes del mismo son los que logran que sea así.

Todo lo anterior no sería un producto interesante si no fuera por la calidad visual que este ofrece; buena iluminación, texturas de alta calidad, interacción (a medias) con el ambiente y la disponibilidad casi completa del mapa. Es lo que finalmente nos termina por convencer que se trata de un buen producto, algo bien particular en Ubisoft… ya que como hemos visto en varias ocasiones, la compañía se ha mandado varios “cagazos” en lo técnico en varios juegos que ha lanzado al mercado. Aparte que aquí finalmente se cumple con lo que prometieron y tenemos en nuestras manos el juego de la forma más cercana a como se mostró por primera vez.

Tenía que estar metido un chileno

Si, una de las características que llamó mucho mi atención… es el apartado musical que ofrece este título. Es que luego de notar que la música que ambientaba varios puntos del juego me resultaba familiar, dada la relación que tiene con la región en el que el juego está ambientado, quise saber quién estaba detrás de su composición y ahí me llevé tremenda sorpresa. Alain Johannes Moschulski es el autor de las diferentes composiciones musicales que lleva este título, la que mezcla sonido progresivo junto a instrumentos típicos de nuestra región y sobre todo la andina. Un sonido que para muchos puede sonar difuso o algo experimental, pero que puesto en contexto de lo que vivimos con el juego, este funciona perfecto y sale completamente del molde que nos tiene acostumbrado Ubisoft.

Lo interesante de este item, es que Alain es chileno… claro, erradicado fuera en Estados Unidos, pero chileno a la larga, lo que de verdad me pone un poco contento por lo lejos que ha logrado llegar este compadre, quien tiene una extensa carrera musical y que por estos lados parece ser desconocida. Solo basta con revisar su curriculum y darse cuenta que tiene tremendo bagaje, trabajando con reconocidos artistas del toque de Queens of the Stone Age, Chris Cornell, No Doubt, Artic Monkeys, entre otros.

Extensión artificial

No sé si será que las compañías no toleran o encuentran que pocas horas de juego no justifican todo el trabajo o dinero que se ven involucrados a la hora de desarrollar un juego, para que estos se vean alargados en sus horas artificialmente. Este síndrome es el que sufre Wildlands, ya que a medida vamos adentrándonos a la aventura; la que por cierto se siente muy lineal frente a otros títulos del género, nos vamos encontrando con misiones y sobre todo sub-misiones que terminan por aburrir a cualquiera que se aventure con el juego… más si vas en solitario.

Así es como en muchas ocasiones nos encontraremos con misiones del tipo “elimina a todos los enemigos y libera la base”, las que se repiten una y otra vez. Claro, es cierto que el juego al llevar la marca de Ghost Recon todavía nos ofrece aquella esencia que parecía perdida, la que nos invita a tener una estrategia a la hora de adentrarnos a las misiones, porque claramente este juego está hecho para que sepamos movernos en el terreno, reconociendo enemigos, saber dónde atacar y qué armas usar; el uso de un dron se hace muchas veces esencial para tener en cuenta qué enemigos nos encontraremos en diferentes lugares. Por lo mismo es que he sentido que jugar en cooperativo es la forma correcta de disfrutar de Wildlands a concho, en donde podrás tener una comunicación directa con tus acompañantes y logrando que sea un juego realmente divertido. Personalmente no recomendaría para nada jugar este título solo… porque al rato ya estarás queriendo apagar tu consola o pc y yéndote a jugar otro juego.

Los vehículos son un punto muy importante del juego; las grandes distancias que recorremos lo agradecen.

El sistema de batalla es interesante y nos hace recordar otros juegos de la compañía. Este es algo más cercano a lo visto en The Division… pero un poco más simplificado, aparte que invita a explotar más el elemento de sigilo aprovechando los entornos que entrega el terreno en el que nos encontramos. Debo decir que esta Bolivia ficticia es bien variada en su ambientación, si bien es cierto que a simple vista “se ve todo igual”, basta con estar varias horas para darse cuenta que no es así y ver que tendremos la opción de visitar varias localidades dentro del juego y hacer más agradable el tiempo invertido. Así mismo nos encontramos con una amplia variedad de armas… lo que es un tremendo apoyo a la hora de generar estrategias de combate, las que combinadas con un buen equipo de nuestro lado a.k.a. juego en cooperativo, termina siendo una experiencia muy agradable y entretenida; no así fácil, ojo con eso… ya que más de alguno pensará que a la hora de jugar en cooperativo las cosas se volverían más simples, pero no es así.

Lo mismo pasa con la progresión de nuestro personaje, que a diferencia de The Division, aquí nos encontramos con un sistema mucho más simple y llevadero, lo que nos limita a mejorar aspectos esenciales y obtener nuevo armamento sin tener que recurrir a arboles de progresión engorrosos. Esto deja en evidencia el hecho que la sustancia está en el juego mismo, en la forma y no el cómo… ya que nos enfocamos en la misión en cuestión, que es avanzar para llegar finalmente a derrotar a Sueño.

A la larga es bueno

Recuerden que todo lo que aquí les comento es mi más humilde opinión, demás que hay quienes encuentran en el “single player” algo de entretención, pero trato de ser bien honesto a la hora de decirles que Ghost Recon: Wildlands es un juego que se debe jugar en modo cooperativo. De lejos se nota que el juego fue diseñado bajo esa premisa y tratar de disfrutarlo de otra manera es perder el tiempo y sobre todo quitar entretención a su base.

Si eres de aquellos que disfrutaron de títulos como Gears of War, The Division o incluso Destiny en su modo cooperativo, este llega a ser parte de aquella escuela… solo que con un poco más de exclusividad a ese modo y un extenso mundo para explorar. De todas formas si a mi me preguntan, este es de aquellos juegos que es mejor esperar un poco a ver si baja de precio; lo digo por la cantidad de juegos buenos que hay en la actualidad y no creo que entre en las prioridades actuales, a menos que seas fiel seguidor de la serie “Ghost Recon”.

gR.-

Promoviendo el mundo de los videojuegos, desde que tomé el control de Billy Lee :)

6924 posts
0 comments
  • kurodutch

    jugué ambas betas con mis amigos y estuvieron bastante entretenidas ambas. El mapa está lleno de objetivos secundarios y volá, así que siempre hay cosas por hacer. Igual jugarlo en coop con 1 amigo nomás en la dificultad más pelua tiene su reto.
    No se si pagar las 30 lucas valga la pena, ya que personalmente la parte de PVP que trae no me interesa; sIento que entre 15-20k es más que suficiente para el juego.