Reseñas
5

Reseña Super Mario Odyssey

16 noviembre, 2017
3 Comments
24 minutes read

Más de 20 años tuvieron que pasar para que pudiéramos tener una secuela totalmente directa de uno de los mejores juegos de Super Mario de la historia (por lo menos hasta ahora). Ustedes saben el tremendo amor que le tengo a Super Mario 64, fue un título que marcó mi vida como jugador y actualmente se encuentra en mi “top 5” de mis juegos favoritos de la saga.

Todos tenemos en claro que Nintendo ha sido una de las compañías que ha tratado de llevar la innovación por sobre un montón de otros items a la hora de presentar un hardware nuevo. Esta innovación siempre ha ido acompañada de un software que le permita explotar todas estas características y así es como títulos como Super Mario 64 o Super Mario Galaxy han logrado obtener el reconocimiento que muchos le han dado desde sus respectivos lanzamientos. Hasta la fecha el único título que había logrado alcanzar un punto similar al de la consola de 64-bits, fue exactamente aquel que nombre previamente… Super Mario Galaxy y su secuela. Tremendos juegos que junto a una base tan simple, lograron entregar muchísimo más que un montón de juegos de aquellos años en que aparecieron en el mercado. Todo esto acompañado de la gran novedad que entregó la Wii, su control.

Ya después aparecieron títulos como Super Mario 3D Land y World, el 2do enfocado enteramente en el multijugador y dedicado a que la familia lo pasara bien. Pero algo faltaba, los juegos eran buenos… pero de forma personal no lograban convencer a mi niño interior que buscaba tener una experiencia lo más cercana a Super Mario 64 o la primera vez que jugué Super Mario Bros. Así es como Nintendo a fines del año 2016 lograba sorprender con vagas imágenes de lo que fue el anuncio posterior a comienzos de este año, Super Mario Odyssey. Juego que vengo a dejar mi reseña en esta oportunidad y espero no latear a nadie con ella.

  • Desarrollador: Nintendo EPD
  • Fecha: 27 de octubre 2017
  • Publisher: Nintendo
  • Plataformas: Nintendo Switch
  • ESRB: E – Para todos +10

¡Salta, Mario!

Me atrevería a decir que Super Mario Odyssey debe ser uno de los trabajos con más alto nivel de publicidad en la historia de la franquicia. Ojo, que con eso no me refiero a que solo se hayan metido una montonera de fajos de billetes detrás… sino que toda la calidad que ofrece el juego se reflejó en cada uno de los videos, publicidad, spots, entre otras más cosas que fueron expuestas.

La mejor forma de definir esto que les comento es el tema musical de “Jump Up, Super Star!” Un tema que está incluido en el juego el cual partió su composición en Japón, pero que finalmente logró tener su auge junto a la versión que todo el mundo conoce hasta la fecha, que es la occidental. Este tema logró colarse en el inconsciente de todos aquellos que tuvieron la oportunidad de escucharlo y bueno, los resultados saltan a la vista en el musical que pueden ver arriba.

Pero adentrémonos al juego. Partamos con todo lo relacionado a su argumento, el que tal y como ha sido durante gran parte de la historia de la franquicia, aquí nuevamente se ve involucrada a Peach en la captura por parte de Bowser quien quiere casarse con ella. Así es como Mario luego de una batalla tratando de salvarla… la pierde y ahí comienza una larga y gran aventura para el fontanero. En este punto es donde conocemos a uno de los “gimmicks” más pulentos de la franquicia, Cappy. Este personaje que pertenece al reino de los sombreros y quien pide ayuda a Mario para poder rescatar a su hermana, quien se fue junto a Peach… ambos terminan haciendo equipo para salir en busca de ambas.

Hasta ahí el argumento puede verse como uno más de los simplones que siempre ha entregado la franquicia, pero uno de los grandes cambios que ha tenido la serie junto a esta entrega, es que ahora la historia se nos cuenta de tal forma que finalmente uno como jugador se siente involucrado con cada una de las situaciones que vive Mario en este “nuevo” mundo. Claro, tampoco estamos ante una historia que se cuenta como si fuese una película… pero ante lo visto a lo largo de toda la existencia del bigotón, créanme que esto que les comento se ve desde el primer momento en que tomamos el control. Aparte que es una historia que no termina como siempre 👀

Uno de los trajes que ha hecho furor en el título 😋

Tan bonito con tan poco

Así es como la presentación del juego nos hace recordar el increíble trabajo que Nintendo se ha impuesto en casi todas sus plataformas, que es la de sacar mayor provecho a las limitantes de hardware que han tenido en toda su historia. Para algunos no será el juego técnicamente más sobresaliente de la actualidad, pero como juego de Super Mario va perfecto… simplemente no necesita más. Tomando en cuenta las limitancias técnicas que mantiene Nintendo Switch, la compañía hizo un trabajo impecable… logrando ofrecer gráficos que en pantalla de TV se disfrutan a sobresalientes 1080p y que en su modo portátil se ven a TODA ZORRA. Más encima hay que tomar en cuenta que el título corre a 60fps muy estables (de vez en cuando te ves alguna caída, pero casi nunca).

Todo lo anterior claramente va de la mano con la hermosa dirección de arte que siempre se incluye en los juegos de Mario. Los variados mundos que ofrece dieron pie a que el equipo de desarrollo se la jugara con diferentes estilos visuales, los cuales podrían haber sido perfectamente un arma de doble filo, pero que funcionan a la perfección tomando el contexto en que ocurre toda la aventura. Si, es cierto que tenemos varios reinos que son importados de otros juegos de la serie… pero muchos de ellos son traídos desde la “realidad” por decirlo de alguna forma. Esto es algo que en un comienzo puede provocar un choque al jugador, pero luego de jugar un rato se logra entender el por qué fueron introducidos de esa forma.

No puedo dejar de lado el tremendo esfuerzo al querer incluir la historia de la franquicia en el juego. Si, es cierto que hay mucha nostalgia dentro de Odyssey, pero creo que más allá de estar presente ese factor… el juego tributa la historia de la franquicia con diferentes elementos que nos encontraremos en la aventura. Es cosa de ver los puntos “retro” que están repartidos por todos los reinos, los que nos transportan a la época del NES y nos hacen disfrutar del juego a la vieja escuela… pero tomando como base la jugabilidad básica de esta edición.

2 generaciones musicales

La interfaz, los personajes, reinos, niveles, enemigos (menos los conejos o Broodals, a mi parecer es el punto más bajo dentro de este item), items, todo está un nivel más arriba que cualquier Mario en 3D. Todo tiene esa magia que siempre se quiere destacar de “la gran N”, la cual se traslada a cada punto que recorremos en el juego. Algo que también llega directamente al aspecto musical del mismo, uno que estuvo nuevamente a cargo del gran Koji Kondo y que esta vez logró sobresalir en cada una de las tonadas que suenan en los niveles que tendremos a nuestra disposición.

Es cierto que este trabajo no se podría lograr sin sus compañeros de equipo, Shiho Fujii y Naoto Kubo. Ellos son “sangre nueva” dentro de la compañía y fueron los que hicieron los arreglos respectivos para tener una inmersión necesaria a la hora escuchar temas como el que les dejo a continuación, que se ha convertido en uno de mis favoritos hasta el momento… que pertenece al Wooded Kingdom. Aprovecho de incluir su versión en 8-bits.

Las bases de siempre, con nuevo sabor

El gameplay de Super Mario Odyssey no difiere mucho de lo que hemos visto en todas las entregas en 3D. Claro, me refiero a la base de juego obviamente, porque aquí la gran novedad es el gimmick que les expuse más arriba, Cappy. Junto a este gran compañero nos veremos en una aventura que nos permitirá tomar posesión de una amplia variedad de enemigos, elementos, estructuras y muchas cosas más.

Más de 50 elementos son los que Mario puede “poseer” junto a Cappy, los cuales nos servirán en la aventura para sortear los diferentes obstáculos que los reinos nos interponen. Desde encontrar una rana para saltar más alto, un Bullet Bill para destruir algún elemento en particular, ser un pez para poder recorrer las profundidades del oceano sin ningún problema de oxigeno o hasta tomar el control de un enorme T-Rex para destruir todo a tu paso; les contaría más… pero no quiero arruinarles la experiencia a aquellos que son sensibles a los spoilers. Son parte de todas las posibilidades que existen junto a este personaje, uno de los mejores gimmicks que ha tenido Mario en su historia… en la que hemos visto a F.L.U.D.D. (el peor en mi opinión), Luma e incluso a Lakitu. Si, siempre he considerado a Lakitu uno de los grandes compañeros de Mario, no olviden que fue el quien nos acompañó en la aventura de Super Mario 64, juego en donde uno de los grandes agregados fue la cámara libre en 3D que el llevaba a cuestas.

La posibilidad de sacar buenas fotos con el “photo mode”.

El resto de la jugabilidad se basa en lo que conocimos en las bases de los plataformas de Mario en 3D, en resumidas cuentas en todo lo que aprendimos junto a Super Mario 64. El saltar, salto de lado, salto para atrás, caminar agachado, salto doble o triple, super salto, entre otros. Los que se suman a nuevos movimiento junto a Cappy, quien en muchas oportunidades y teniendo un buen manejo con el control, nos ayudará a llegar a lugares que de otra manera no se podría o simplemente salvar nuestra vida.

Refiriéndome a los niveles. Estos son simplemente maravillosos, no hay por donde encontrar algo malo. El diseño de estos y los diferentes objetivos, están hechos de tal forma que puedan ser disfrutados por cualquier tipo de jugador. Creo que ahí está en GRAN punto a favor del juego… ya que un jugador casual que jamás en su vida ha jugado un Mario 3D o simplemente nunca ha tocado un juego del género, podrá tomar el control y terminar el juego con el mínimo de requerimientos para así tener una gran experiencia. Mientras que aquellos abuelos que gustaron de Super Mario 64 y gozaban con el hecho de explorar los diferentes niveles que nos encontrábamos en el castillo de Peach, pueden hacer lo suyo junto a las diferentes maniobras que pueden lograr al controlar a Mario. Debo citar el único gran elemento que fue puesto en marcha desde Super Mario Sunshine, que son los niveles bonus. Aquí también “nos quitan” a Cappy para sobrepasarlos y así lograr llegar a encontrar las lunas que hay en cada uno de ellos.

La exploración es uno de los elementos que más santifico del juego. No sé si me he sabido expresar al respecto, pero aquí la compañía logró entregar aquello que muchos jugadores estuvieron deseando tener desde el Nintendo 64 (me incluyo). Ojalá y ustedes recuerden las posibilidades que se daban con aquella entrega, donde uno al sacar una estrella en particular… al final se terminaba la misión y tenías que volver a entrar al cuadro para poder ir por la 2da y así sucesivamente. Algo que no sucedía a la hora de sacar la estrella de las 100 monedas de cada nivel, ya que la podías tomar y luego ir por la estrella de la misión. Este elemento en particular es el que Nintendo tomó para llevar a cabo la recolección de lunas; si, aquí son lunas. Ya que si bien hay un punto A y un punto B para seguir con la historia, entremedio el juego nos da la opción de recolectar la mayor cantidad de lunas que nos podamos encontrar en los diferentes reinos. Aquí es donde entra la sapiencia e ingenio de cada jugador para poder encontrar las lunas existentes, por lo menos en un comienzo 👀 y que nos darán la energía suficiente para seguir avanzando con la Odyssey, que es la máquina con la que recorremos el mundo en esta ocasión. Ojo, que la cantidad de lunas varia en cada reino y su total es GROTESCO si deseas sacar el 100%, el verdadero reto sin duda.

Bowser de novio… siempre arruinando los planes de marito 🙄

Por otro lado y siendo uno de los items más llamativos en lo que refiere la aventura, no puedo dejar de lado todo el tema de los trajes de Mario. En cada reino tendremos la opción de adquirir trajes para nuestro personaje, los que están en gran parte referenciados de las vestimentas que ha tenido el fontanero en todas sus apariciones, ya sea de la clásica ropa de Super Mario, como también los primeros colores de esta, Dr. Mario, Wario, Waluigi, del F1 race de Famicom, Luigi, el traje de Mario Maker, entre otros que prefiero no comentar, porque muchos son sorpresas que seguro dejarán contentos a los fanáticos de Mario y también Nintendo. Aunque también hay trajes como el de Mario mexicano, cavernícola, capitán y muchos más. Este elemento termina siendo uno de los otros grandes retos del juego, ya que si bien muchos de ellos se pueden sacar con items externos (amiibos), todos se pueden sacar dentro del juego y para eso hay que juntar MUCHO dinero. Esto no es tan fácil como se cree y por lo mismo se convierte en un punto importante para satisfacer y sentirnos premiados por el juego.

Cajita de arena

Todo lo que escribí en esta reseña me hizo recordar muchas cosas, como la discusión que en algún momento expuse junto a Super Mario 64 y saber si se trataba de un título que sentaba las bases para los mundos abiertos o sandbox. Una discusión que perdí por la mente cerrada de muchos y que posteriormente la misma Nintendo terminó por darme en razón. Si mal no recuerdo, la misma Club Nintendo fue la que introdujo aquella idea en mi mente (sin necesariamente tener esos conceptos como reglas), en aquellos años donde Super Mario 64 todavía se encontraba en desarrollo y nos mostraban novedades de todo lo que nos iba a ofrecer. Una promesa que se cumplió y que hoy nuevamente vuelvo a revivir con Super Mario Odyssey, la libertad que te entrega es tal… que seguramente vivirán las mismas situaciones que tuve (y aún tengo) con el título. Muchas veces me ha dado por querer investigar más allá de lo que entregan los niveles sin tener alguna recompensa, pero eso es lo importante, el que no te encuentres con límites y puedas llegar a hacer lo que quieras dentro del juego.

Parte de los trajes disponibles en su forma 8-bit 😘

Super Mario Odyssey tal y como comenté más arriba, es un tributo a su propia historia. Aquella que se viene dando desde que conocimos al personaje como Jump Man en el título de Donkey Kong de arcade, el que ha sorteado un montón de aventuras a lo largo de las diferentes entregas que hemos visto desde el NES hasta la fecha. Todo esto seguramente haga correr una lagrimita a más de algún fanático de la serie… se los digo porque el título incluye una cachá de referencias a otras entregas, la que la hace el mayor “autoreferente” que jamás ha existido en un juego de Nintendo.

Si cuentas con una Nintendo Switch, Super Mario Odyssey es el juego que debes tener si o si en la consola. Créeme que la pasarás increíble, más si eres de los que gustan de los buenos plataformas 3D y también de los retos. Una aventura muy entretenida, llena de anécdotas, grandes batallas contra diferentes enemigos y secretos que te dejarán con la boca abierta. Como dicen los gringos, un “must have” de este 2017. Por cierto, estoy preparando un Top de Colemono… donde daré a conocer mis 5 mejores Marios 3D 👀

No puedo no agradecer al gran Jordan, que me dio la posibilidad de tener esta consola y el juego. Un abrazo grande compadre.

Lo último, seguramente Iwata estaría orgulloso de lo que se logró con esta nueva entrega. Todo el espíritu de Nintendo se encuentra en el juego y parte de el se lo debemos al legado que nos dejó el gran Satoru.

gR.-

Promoviendo el mundo de los videojuegos, desde que tomé el control de Billy Lee :)

7141 posts
0 comments
  • Kick-Ass (el patea-weas)

    Se nota harto cuando las compañías desarrollan juegos con mucho amor, y Super Mario Odyssey no es la excepción, Nintendo supo darle el cariño necesario para hacer el Super Mario definitivo, sin duda alguna dejara un legado enorme. Muy buena reseña gR, cuando tenga la Switch lo comprare si o si.

  • Takeru

    Estoy de acuerdo con casi todo, gR. Tremendo juegazo! Aún no lo termino sí, porque me he entretenido buscando lunas en cada rincón de los reinos 🙂 Sólo una apreciación muy personal: con Super Mario Galaxy mi hype fue mucho mayor; el impacto visual de ver un Mario con tales gráficos y tales mecánicas gravitatorias… fue brígido. Incluso la historia, que se dieran esos momentos para relatar el pasado de Rosalina de manera casi infantil, caricaturesca… fue la cagá. Y por eso mismo, y el diseño de niveles, es que me gusta más el primer Galaxy. Aún siendo más lineal y teniendo menos exploración. Me gusta así. No he dado vuelta Odyssey aún, aunque me falta poco, pero está difícil desbancar la experiencia del Galaxy cómo mejor Mario para mí. Ya veremos… aunque ambos son la cagada wn. Los amo. Grande Galaxy 1! <3

  • diego mellado

    Buena Reseña Gr …. se ve que lo hicieron con mucho amor y Esfuerzo a Mario Odyssey si tubiera dinero me compro la Switch junto con el juego . Saludos Compadre