Los 25 años de The Legend of Zelda: Ocarina of Time

No me entra en la cabeza lo rápido que ha pasado el tiempo, pensar en 25 años desde que apareció en el mercado uno de los más grandes títulos de la historia, The Legend of Zelda: Ocarina of Time, simplemente me rompen por completo.

Reflexionar en torno a su lanzamiento, qué estábamos haciendo en ese maravilloso año de 1998, cuánto tiempo le dedicamos al juego, entre muchos otros cuestionamientos de lo que vivimos junto a este título. Es lo que siempre se viene a la cabeza a la hora de recordar esos hermosos años de adolescencia.

Un video que dediqué al juego en nuestra sección de RetroCOX allá por el 2018.

Ocarina of Time es uno de esos juegos que marcaron la vida de muchos (me incluyo), no sólo en cómo interactuamos con esta entrega como tal, sino que también en el entorno que se vivía en ese entonces. Junto a un Chile que llevaba 8 años desde la vuelta a la democracia y que seguía pacato, una vida que, mirándola en retrospectiva, se veía más simple que en la actualidad. Además de tener una industria que no tenía ni el 1% de cobertura que tiene hoy en día. Ahí estábamos con el amigo Carlos, tratando de disfrutar de diferentes juegos a como dé lugar y dentro de lo posible.

Llevábamos meses, ¿qué meses? ¡AÑOS! Esperando por este nuevo lanzamiento, vivimos todo el proceso de desarrollo por medio de la maravillosa revista Club Nintendo. También aprendimos a tener paciencia con sus retrasos, pero finalmente pude tener mi copia, siendo uno de los pocos juegos que mi madre me pudo regalar a lo largo de mi vida (que con suerte fueron 2 o 3).

El mejor espacio para conversar sobre el juego, revisando un montón de datos a nivel histórico.

De ahí en adelante todo fue magia pura, o sea, imaginen lo volador de mente que fue conocer Super Mario 64 en su lanzamiento, todo ese proceso de pasar del 2D al 3D y el nivel de inmersión que ofrecía, con Ocarina fue algo multiplicado x1000. Todo era nuevo, todo era una experiencia inolvidable y de verdad muy gratificante. Claro, mucho se habla de lo mal que lo pasó con el templo del agua o cómo era que muchos nos quedamos pegados en algún punto por culpa de no saber inglés, pero siendo sincero, eso no es nada con todo lo bien que lo pasamos con el juego. Una historia inolvidable que posteriormente tuvo su remasterización en Nintendo 3DS, pero que muchos hoy en día creen que es necesario un remake.

No podía faltar su música, uno de los mejores trabajos de Koji Kondo en toda su carrera.

¿Qué tienen ustedes para comentar? ¿Tienen historia con el juego o nunca lo han jugado? Igual sería bueno tener sus registros para conocerlos más.

Como seguramente ya dieron cuenta, utilizamos esta publicación para mover el contenido que tenemos sobre esta joya, uno en donde hablamos a nivel de experiencia personal, histórico, retrospectiva, anecdótico y mucho más. Así que quedan invitados a revisarlo, porque tienen MUCHAS horas para que puedan disfrutar de todo lo que aquí comentamos.

  • Share on:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*